Universidad “Billetenaria” de Aragua (UBA) impone severos sacrificios económicos a sus estudiantes

0
56

*** Directivos de la Universidad “Billetenaria” de Aragua son indolentes con los jóvenes que quieren estudiar

*** Entre otras muchas cosas, para inscribir a los muchachos los obligan a comprarle, por 15 mil bolívares, un libro al socio Gerardo Guarisma

*** Los estudiantes que se atreven a protestar son perseguidos y atemorizados con no ser evaluados, para que no denuncien y no protesten

Para inscribir a los muchachos los obligan a comprarle, por 15 mil bolívares, este libro a Gerardo Guarisma

No atendiendo la situación actual del país y lejos de colaborar con la juventud que desea estudiar, los directivos de la Universidad Bicentenaria de Aragua, exprimen las muy golpeada familias que buscan con afán la superación educacional de sus muchachos, es decir que hacen grandes sacrificios para que estudien.

Este sobre, obligatorio para que los muchachos puedan inscribirse en alguna carrera, tiene un valor individual de 15 mil bolívares, pero le imponen un agregado de 15 mil bolívares más

Resulta que el sobre obligatorio que vende la UBA para que los muchachos puedan inscribirse n alguna carrera, tiene un valor individual de 15 mil bolívares, pero le imponen un agregado de 15 mil bolívares más, obligando a los jóvenes a comprar un libro publicado que el directivo de esa casa de estudios, José Gerardo Guarisma Álvarez, para un total de 30 mil bolívares, solo para adquirir el bendito sobre. A estos 30 mil bolívares se le suman los 280 mil que tienen que cancelar por el trimestre, lo supera los 300 mil bolívares cada tres meses. ¡INSOLITO!
Por allá en la década de los ochenta, cuando se cumplía el bicentenario del natalicio del libertador Simón Bolívar 1783-1983, los hoy dueños de la Universidad Bicentenaria de Aragua arrancaron una bonita campaña para que Aragua contara con una universidad. Personalmente como periodista cubrí

Basilio Sánchez vestido de rojo rojito

para El Nacional y El Carabobeño todas las ruedas que en aquel entonces ofrecieron Basilio Sánchez y Gerardo Guarisma, aún guardo en mis archivos material de eso. La idea que ellos vendían para establecer en Aragua la Universidad Bicentenaria era extraordinaria y por eso caló en nuestra sociedad. Los medios de comunicación la respaldamos y la promovimos duro. En el proyecto inicial ellos señalaban que se trataba de una fundación sin fines de lucro y manifestaban hipócritamente que solo los movía el desarrollo intelectual de la juventud.
Hoy vemos como los directivos de la UBA se olvidaron de aquello de “sin fines de lucro” y hoy sin escrúpulo alguno contribuyen al empobrecimiento de muchas familias que hacen lo imposible para que sus hijos estudien en la UBA.
Debemos destacar que estos directivos de la Universidad Bicentenaria de Aragua en estos largos 18 años han estado muy cerca y han adulado hasta más no poder a muchos jefes de este régimen rojo rojito. Les han regalado títulos y hasta doctorados a altos personeros del régimen, que ni siquiera para guardar apariencias han ido a clases, solo y frente a sorpresa de estudiantes, a los actos de grado (tenemos listas y casos). Además sabemos que han llenado de regalos a los ministros de Educación Superior que ha habido en estos 18 años de sombra, y quienes le han avalado a la UBA la barbaridad que ha impuesto en perjuicio de los estudiantes.
A todo lo anterior le sumamos el descontento de la masa laboral de la UBA, la que recibe por sus servicios sueldos miserables. Los profesores son muy mal pagados. Para colmo de males el personal y los alumnos enfrentan el calvario, porque la mayoría de filtros de agua están dañados; los baños son un desastre; son pocos los aires acondicionados que funcionan en el edificio de administración; la seguridad es pésima, al extremo que a cada rato atracan estudiantes en áreas internas de la universidad; los costos de los alimentos en las cantinas son de lujo. Y lo que es más grave, cuando los estudiantes protestan por todas las irregularidades, llamado a paro o trancando los portones de la UBA, estos son fichados y los profesores reciben las órdenes de no evaluarlos y no recibirles los trabajos. Es decir, los persiguen y los atemorizan para que no denuncien y no protesten.
Sobre todas estas verdades deben llamar a la reflexión a los directivos de esta universidad denominada por los mismos estudiantes como: Universidad “Billetenaria” de Aragua.

Gerardo Guarisma y Basilio Sánchez, socios, que vendieron el el proyecto inicial como una fundación sin fines de lucro y manifestaban hipócritamente que solo los movía el desarrollo intelectual de la juventud

Ah y se nos olvidaba que familiares del profesor Guarisma tienen el monopolio de los paquetes de graduación en la UBA.

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141