Productores agropecuarios venezolanos indefensos ante la arremetida de la delincuencia

0
246

no-mas-robos

*** En Venezuela los productores agropecuarios son víctimas de secuestro, extorsión, pago de vacunas a las bandas hamponiles y muerte. Esa inseguridad no deja trabajar. Los delincuentes están obligando a campesinos y productores agropecuarios a abandonar el campo

los-cuatreros

*** El campo venezolano se queda cada vez más solo, abandonado por el campesinado que no aguanta la embestida de la delincuencia. Es hora que el gobierno ponga en marcha una eficaz política de seguridad en las zonas agropecuarias. Al campesino, ese hombre que produce alimentos, debe protegérsele prioritariamente. Tienen que brindarle seguridad para que no abandone la tierra

Mientras en el país hay serios problemas por la escasez de alimentos, debido a ineficaces políticas económicas y sociales. La situación se agrava debido a que, en todo el territorio nacional, el hampa hace de las suyas con los productores agropecuarios. Todos los días y desde todos los estados, se reportan robos, extorsiones, secuestros, pagos de vacunas, y asesinatos en finca, hatos y granjas, bajo la mirada indiferente de los altos personeros del gobierno a quienes competen las políticas de seguridad. Hay quienes sostienen que algunos gobernantes y policías amparan y protegen a los delincuentes para que sometan a los productores agropecuarios y, que hasta se reparten el botín.

EL OJO CRITICO AGRICULTOR CANSADO DE QUE LE ROBEN EN SUS CAMPOS CERCA DE LA PISTA DE SILLA

La delincuencia no conforme con robarse la producción agropecuaria, los animales (cerdos, ganado, pollos, gallinas, etc.), las herramientas que usa el campesino para producir, en muchos casos secuestra y asesina a los pequeños y medianos productores. Está aún vivo el recuerdo del caso del secuestro y posterior asesinato del productor avícola Jaime Carrera Cortegoso de 68 años, quien era de origen español y tenía una hacienda entre San Sebastián y San Casimiro, al sur del estado Aragua. Este extraordinario productor agropecuario fue secuestrado y asesinado junto a los trabajadores de su granja, Yorman Acosta y Ángel Seijas. Los tres hombres fueron secuestrados por la banda de “el Juvenal” a inicios del mes de junio pasado Familiares de Jaime Carrera pagaron 4.5 millones de bolívares por su liberación, la cual nunca se dio porque sus captores decidieron asesinarlo junto a sus obreros.

Luego de ese horrendo crimen, el hampa ha arreciado en esa zona sur de Aragua, cuyas finca y granjas han ido quedando improductivas, debido a que no se evidencia ningún interés por parte del Estado de enfrentar esta grave situación. En estos últimos días le han agregado la modalidad de robarse los transformadores en las zonas rurales, dejando sin luz y sin agua los campos. Sin electricidad las bombas que extraen el agua de los pozos no funcionan.

La inseguridad en el campo venezolano se ha agravado desde el 2010 a la fecha. Abunda información al respecto.

Hoy un sin número de productores en todo el territorio nacional alarmados y desmoralizados por la situación de inseguridad que se vive en todas las zonas agropecuarias del país, decidieron tirar la toalla, abandonando el campo. Los que se han quedado ya no resisten las embestidas de la delincuencia. Secuestros, extorsiones, pago de vacunas, y asesinatos abundan en el campo. Es debido a esta grave situación que se ha agravado aún más en el país la escasez de alimentos. El hampa no deja producir.

vacunas

Es hora que el gobierno ponga en marcha una eficaz política de seguridad en la zonas agrícolas, donde reclaman constantemente los operativos policiales. Al campesino, ese hombre que produce alimentos, debe protegérsele prioritariamente. Tienen que brindársele seguridad para que no abandone la actividad agropecuaria.