La Ovallera…el hospital de la muerte: Van cuatro parturientas fallecidas en menos de una semana

0
619

logo_ivss-1

*** Cuatro mujeres han fallecido en los últimos días debido a una bacteria multirresistente a los antibióticos alojada en la Sala de Partos, originada por aguas negras desbordadas allí

parturientas

*** Las autoridades del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) tratan de ocultar el desastre que acaba de estallar en el hospital “Dr. José Antonio Vargas” de Palo Negro

Definitivamente la muerte se adueñó del hospital “Dr. José Antonio Vargas”, mejor conocido como “La Ovallera”, ubicado en Palo Negro, estado Aragua, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)

contaminados-1993

A 23 años y 7 meses de aquel terrible accidente laboral que contaminó a unas 300 personas, muchas de las cuales fallecieron, hoy muerte vuelve hacer estragos en ese centro hospitalario. Una nueva contaminación ha acabado con la vida de varias parturientas, luego de haber sido atendidas allí.

Este viernes 28/10/2016 hubo un corri-corri tremendo en La Ovallera. Autoridades nacionales del IVSS llegaron muy angustiados al hospital de Palo Negro y, hasta una comisión con funcionarios del SEBIN llegó al lugar.

Las muertes confirmadas de Roxier Ramírez, C.I N° 29.574.504, de  17 años de edad, quién falleció el día domingo 23 de octubre; Amairubys Sánchez, C.I N° 19.947.295, de 27 años, quién falleció el día 27 de octubre; Norkys Maldonado fallecida el día 26 de octubre. En UCI y muy graves están Francielys Villegas de 14 años y Marianys Terán de 22 años. Todas son primigestas, es decir, mujeres embarazadas por primera vez.

En medio de ese corri-corri, varios médicos amigos se comunicaron con nosotros para informarnos que: “La situación es muy grave aquí en el Seguro Social de la Ovallera. Familiares de las pacientes fallecidas se han agrupados frente a la dirección. Adentro están la directora, subdirectora, administradora, funcionarios del SEBIN en la Institución.  También el director del hospital “Dr. José María Carabaño Tosta” ubicado en el barrio San José en la ciudad de Maracay; y la subdirectora. Acaba de llegar el Director Nacional de Hospitales del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y la directora de salud, además de la jefa de enfermeras de Caracas. El motivo, que falleció la cuarta paciente que estaba en terapia. Quedan dos más graves en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y otras dos en piso.

Con esta nueva situación se confirma lo tantas veces dicho: La Ovallera es un caso emblemático de violación de derechos humanos, por varias razones. Es un ejemplo del incumplimiento reiterado por parte del Estado venezolano, a normas sobre condiciones laborales vigentes en Venezuela desde 1984. Es un espejo que refleja las irregularidades en los centros hospitalarios del país y muestra la inoperancia de la administración de justicia.

El 20 de marzo de 1993 ocurrió allí un accidente laboral que produjo la intoxicación química masiva de más de 300 personas, entre pacientes, médicos, trabajadores y trabajadoras del centro hospitalario, muchos de los cual han fallecido por esa causa.

UNA BACTERIA ACABA HOY CON LAS PARTURIENTAS

Cuando le preguntamos a los médicos sobre las causas de las nuevas muertes en el hospital “Dr. José Antonio Vargas” (La Ovallera), nos dijeron que “aparentemente es una bacteria multirresistente a los antibióticos, que para colmo de males no hay en IVSS. Las mujeres paren, les hacen cesárea. Se van sus casas y luego regresan a los pocos días graves. Esas muertes maternas las ha causado bacterias que se han alojado allí debido a aguas negras desbordada en Sala de Parto y fallas severas en la limpieza de arrastre sin desinfectantes. Solo limpian con agua de dudosa pureza.

Conversamos con varios residentes y adjuntos de obstetricia, pero tienen mucho miedo a denunciar, pues fueron amenazados por dirección y por los miembros de la comisión que vino de Caracas.

Hemos sabido por otras vías que para enfrentar semejante problema, las autoridades del IVSS solo se han limitado a cerrar la Sala de Partos y están, ahora mismo dedicados a la limpieza de arrastre y corrigiendo bote de agua servidas que tienen tiempo desbordadas. Están atendiendo solo expulsivos en una habitación, que acondicionaron en el piso del área de hospitalización y están buscando a las otras madres que parieron en esas fechas para ver en qué condiciones están, tanto ellas como los niños; Pero como reza el conocido refrán: “Después del ojo afuera, no hay santa Lucía que valga”.

Se conoció que algunos familiares de las mujeres fallecidas  se presentaran en la Fiscalía del Ministerio Público a denunciar este nuevo desastre.

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141