Guerra e improvisación en la FGR: Tarek William Saab Vs. Katherine Harrington

0
60

*** Todo el que no huela a revolucionario o el que muestre afecto o admiración por la legítima Fiscal General Luisa Ortega Díaz, es perseguido y acosado, para ello Tarek William Saab cuenta incondicionalmente con funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), quienes están autorizados a intervenir y chequear teléfonos y los correos oficiales y privados de todos los funcionarios

En la Fiscalía General de La República está desatada una guerra a muerte entre Tarek William Saab, ilegal fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y Katherine Nayarith Harrington Padrón, ilegal Vicefiscal General de la República designada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), según la información que recibimos directamente de fiscales que están en medio de ese conflicto.

Nos explican que desde que principios de este mes, cuando Tarek William Saab asumió el despacho, hizo a un lado a  Katherine Nayarith Harrington Padrón y a todo su equipo, lo que ha originado internamente una terrible guerra de guerrillas. Nos aseguran que el ilegalmente designado por la ANC llevó a la FGR a una parte del equipo que lo acompañaba en la Defensoría del Pueblo, sin tener en consideración que esos funcionarios desconocen totalmente las funciones fiscales, por lo que las improvisaciones son el pan nuestro de cada día en ese despacho.

Por su parte la Katherine Nayarith Harrington Padrón, designada, igualmente ilegal, el 04 de julio pasado por el TSJ como Vicefiscal General de la República, ha tratado de imponer su equipo y sus criterios en la FGR, pero le ha sido imposible, pues su “compañero” Tarek William Saab le ha montado una pared blindada, en la que se estrellan todas sus pretensiones.

Actualmente por disposición del ilegal fiscal Tarek William Saab, todas las direcciones generales las ocupan jóvenes inexpertos, es decir sin experiencia alguna, lo que constituye una gran irresponsabilidad. “Hay que ver el desastre en las actuaciones jurídicas. Escritos sin pie ni cabeza. Acusaciones sin sustentos. Solicitudes que no se entiendente, en fin, todo es un caos”, nos comentan.

Finalmente nuestras fuentes nos aseguran además que en la  Fiscalía General de La República está también desatada una cacería de brujas. Todo el que no huela a revolucionario o el que muestre afecto o admiración por la legítima Fiscal General Luisa Ortega Díaz, es perseguido y acosado, para ello Tarek William Saab cuenta incondicionalmente con funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), quienes están autorizados a intervenir y chequear teléfonos y los correos oficiales y privados de todos los funcionarios. Por su parte Katherine Harrington tiene el respaldo del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)​, para hacer lo propio.

 

José Rafael Ramírez
Periodista, CNP 3.141